Calefacción

   Cuando la industria fue capaz de proporcionar tuberías a un precio razonable, la calefacción se convirtió en lo que hoy conocemos por tal: una caldera, situada en un recinto donde no molesta, en las mismas condiciones que el hipocausto, y unos emisores de calor (radiadores), unidos por tuberías a la caldera (calefacción por agua caliente).


   Actualmente, cuando en el clima local también hace calor en verano, la calefacción debe ser por aire, no por agua fría, puesto que hacer una instalación para el invierno y otra para el verano es bastante absurdo. Como la refrigeración solamente puede ser por aire (en los radiadores se condensa el vapor de agua ambiente), el único sistema lógico es de aire. 
También instalamos suelo radiante ( Aerotermia )